ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

martes, 27 de junio de 2017

LA FE ES UN CAMINO

Abrahán tuvo fe porque obedeció lo que Dios le dijo, y creyó en lo que le prometió. Y eso lo demostró, no porque lo dijo, sino porque salió de su tierra y emprendió el camino hacia la tierra prometida. Y a ti y a mí nos ocurre lo mismo. Si queremos seguirle y creemos en su Palabra, tendremos que salir y empezar a caminar. Lejos de nuestra tierra y de nuestra casa. Tendremos que salir de nosotros mismos y enfrentarnos a la realidad que el camino, desconocido y duro, nos aguarda. Sólo así podremos llegar a la Tierra prometida.

Nuestra vida en un "Éxodo", también nosotros hemos entrado en Egipto y hemos sido liberado por el Señor. Es fundamental saber en qué lugar estamos ahora y el recorrido que llevamos. Hemos de pasar por el desierto de nuestra vida, e igual, estamos protestando y rechazando los planes del Señor. Nuestro camino es un camino de pruebas, y muchas son ocasionadas por nosotros mismos. Igual, sin darnos cuenta le rechazamos y hacemos nuestro particular becerro de oro. Sabemos a dónde nos llevará el camino, y si eso se ignora quedamos confundidos y perdidos.


La meta del cristiano es la cruz. La misma que su Maestro. Pero una cruz que ofrecida y compartida con Él se hace soportable y ligera. Esa es la prueba de nuestra fe. Nosotros también somos caminantes y como Abrahán debemos salir de casa, de nosotros mismos, para llegar a la tierra prometida. En el camino quedan muchos peligros que pueden desanimarnos y perdernos. Debemos saber en qué lugar del camino de nuestro particular recorrido estamos y agarrarnos al Señor. 


Sé que será duro y costoso, pero, quizás debemos alegrarnos, una alegría contenida, interior y gozosa, en paz. Una alegría de sabernos mirados, cuidados y queridos por nuestro Padre Dios. Una alegría de acogida y aceptación a los planes de Dios. Porque, Él no nos abandona ni deja de acompañarnos. Pero, nos toca a nosotros ahora dar el do de pecho y abandonarnos en sus Manos. Confiados y seguros. 

Cuando la vida se nos pone difícil y dura; cuando la cuesta se nos empina y se nos hace difícil soportar el camino, tenemos la oportunidad de demostrarle, como hizo Abrahán y otros, que confiamos en Él. Porque eso descubre que estamos siendo probados por nuestro Padre Dios, y dándonos la oportunidad de demostrarle nuestra confianza y fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...